NCh 3331

Promoviendo la Eficiencia Energética en el Transporte

Desde 2012, la Agencia ha venido realizando pruebas de tecnologías y de variación de la carga, basadas en la Norma Chilena 3331, con el fin de proveer de información útil y accesible a todos los actores de la industria del Transporte.

robert

De acuerdo al Balance Nacional de Energía 2013 (BNE), Transporte es el sector con mayor consumo de energía en Chile, con un 31,3% del consumo energético total, siendo el terrestre el con mayor participación, con un 82%.

Para la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, es fundamental identificar y promover aquellos adelantos tecnológicos que contribuyen a disminuir tanto el consumo de energía como la emisión de gases contaminantes. Con ese fin, se han financiado diversas iniciativas entre las que destaca la creación de la Norma Chilena (NCh) 3331.

Esta Norma corresponde a un método de prueba para la determinación del consumo de combustible para vehículos de transporte terrestre, que surge de la traducción y adaptación a la realidad nacional de la Norma SAE J1321 (de 1986 y de 2012). En agosto de 2013, después de un año de trabajo que involucró a académicos, empresas de transporte, especialistas del sistema público y la propia Agencia, la Norma fue una realidad.

Desde el punto de vista de las empresas de transporte, las pruebas realizadas bajo la Norma Chilena entregan información confiable para la toma de decisiones, por ejemplo, para la configuración de una flota, bajo las condiciones en que funciona la industria en el país.
Según Julio Villalobos, director del Centro de Transporte y Logística de la Universidad Andrés Bello, entidad que ha participado tanto en la elaboración de la normativa como en la realización de las pruebas, “es común ver publicidad acerca de tecnologías que aseguran porcentajes de disminución del consumo de combustible pero se desconoce bajo qué condiciones de mantenimiento, conducción, tráfico, climáticas, fueron realizadas. Esto es lo que viene a esclarecer la Norma Chilena”.

LA PRUEBA

En la Norma, se describen los procedimientos que determinan y documentan el porcentaje de cambio en el consumo de combustible, en pruebas realizadas en pistas o en carreteras, a partir del uso de componentes que cambian la resistencia aerodinámica, la resistencia al rodado, la eficiencia de propulsión, la efectividad del lubricante, el combustible y la variación de carga, para un ciclo de trabajo dado, entre otras.

Además, se proporciona uniformidad en los resultados, mediante formularios definidos y de uso público y un análisis estadístico de datos para determinar el consumo de combustible en buses y camiones.

La metodología indica que existen dos vehículos: uno de prueba, el que hace un recorrido con y sin la configuración que se va a evaluar; y uno de control, que corresponde a la constante que absorbe todos los factores que no se pudieron identificar.

Los vehículos deben dar tres vueltas válidas en un recorrido predeterminado, se calcula el promedio del consumo de combustible entre el vehículo de prueba y el de control y se establece una línea base; los días siguientes, se realizan las pruebas con las nuevas tecnologías.

Después de cada vuelta, se retiran los tanques de combustible portátiles habilitados en cada uno de los vehículos, se pesan y se obtiene el consumo de cada vehículo. Así, se determina el porcentaje de ahorro de combustible.

VALIDACIÓN TECNOLÓGICA

Desde 2012, la Agencia ha venido realizando pruebas de tecnologías y de variación de la carga, basadas en la Norma descrita, con el fin de entregar información útil y accesible a todos los actores de la industria del Transporte, sean proveedores o transportistas, propiamente tal.

Se trata de generar un sistema de validación tecnológica que permita certificar empresas y tecnologías sustentables. Además, se aporta a la generación de nuevos mercados, dado que las empresas proveedoras de tecnología ven una oportunidad de desarrollo al hacerse parte de futuros sistema de certificación.

REQUISITOS MÍNIMOS

Algunos criterios de la norma:

  • Se considera una Ruta de Prueba, en carretera o en pista, con un mínimo de 64 km.
  • Los Conductores deben ser los mismos para todos los recorridos.
  • Debe haber Observadores que acompañan a los conductores.
  • Todos los vehículos involucrados en la prueba deben pasar por mantenimiento completo.
  • Los vehículos deben permanecer, al menos, durante 12 horas sin operación.
  • Los vehículos deben andar a velocidad de prueba (90 km/h), al menos una hora antes de iniciar
    las vueltas.
  • La velocidad del viento debe ser menor o igual a 20Km/h y la temperatura ambiente debe ser entre
    4 y 35°.
  • El tiempo máximo entre vehículo de prueba y el de control debe ser igual a o menor a 6 minutos.
  • Los neumáticos ocupados en ambos vehículos deben tener un mínimo de 100 kilómetros recorridos.
  • Los vehículos deben cumplir con ciertas restricciones de kilometraje.
  • Deben establecerse parámetros de velocidad, carga y distancia entre los vehículos.

RESULTADOS DE PRUEBAS

Kit estándar aerodinamico
Kit intermedio aerodinámico
Kit full aerodinámico
Kit full 2 aerodinámico